jueves, 28 de febrero de 2013

0

Promoción E-BOOK READER. EL MUNDO


Leer más »
0

Tablet de 7" IDX. AS


Leer más »
0

Relojes Calgary Woman 2013. EL MUNDO



Leer más »

martes, 26 de febrero de 2013

0

Pulsera de España. ABC


Leer más »

miércoles, 20 de febrero de 2013

domingo, 17 de febrero de 2013

sábado, 16 de febrero de 2013

viernes, 15 de febrero de 2013

jueves, 14 de febrero de 2013

0

Reforma laboral: aplicación práctica de la ley. EXPANSIÓN


Leer más »
0

Relojes WTI caballero. EL PAÍS




Leer más »
1

Grazia amor muchas Grazias...




 He puesto el enlace a una sevillana, que habla de "amores", la letra del estribillo dice así: "gracias amor muchas gracias por hacerme tan feliz...por estar siempre a mi vera las 50 primaveras que viviste junto a mi.."
 Evidentemente los "editores", has sido nuestras "parejas de ventas, durante más de 50 primaveras"...y a fecha de hoy.." se nos van"... "nos abandonan"...como dicen algunas canciones de la Pantoja..."el amor se apaga".
 Si unimos a esto la bajada en picado en las ventas  me da la impresión, que hay veces que huelo a  "cuernos quemáos..."
 Me da pena que se equivoquen así...y piensen que tienen algún tipo de poder en nuestros negocios, para hacer y deshacer, poner y quitar...
 Me acuerdo de una frase de un documento de hace muy poco, en el que se comprometían a fomentar  y apoyar a la "red de ventas"...decían también de volver a reactivar y dirigir colecciones y atípicos por nuestros negocios...
 En fin, yo ya llevo tiempo diciendo que estamos muy acostumbrados a los "brotes verdes" y los espejismos...No nos engañemos señores y señoras, el dueño del establecimiento es usted, osea el que declara a hacienda todos los años. Y es de muy poca educación que un editor, diga textualmente: "...ahórrate ir al kiosco..."
 !Juan Cojonato! si hay que ir se va...ir pa ná es tontería...
 Si quieren bajar el precio de portada, les aplaudo, pero ojito....mi comisión es sagrada...y si quieren tocarla. lo mínimo por EDUCACIÓN y RESPETO, es dialogar con las partes implicadas en todo esto, y llegar a un acuerdo, por que amigos míos, no olviden que nosotros además de consumidores de sus productos, somos los vendedores, en los que confían los clientes...y yo vendo lo que más beneficio tenga para "el mendas lerendas"
 Do you understand or not?

Leer más »

domingo, 10 de febrero de 2013

viernes, 8 de febrero de 2013

0

Miniaturas de las 14 Hermandades, del Magno Viacrucis de 2013


Leer más »
0

Reloj Cálgary. EL MUNDO


Leer más »
0

Mochila Angry Birds. EL MUNDO


Leer más »
0

El rey de mi barrio


                                                                                          
Este texto me lo ha pasado el compañero de Santander, Miguel Bustillos, las fotos las he añadido yo.
El rey de mi barrio

Muy putas. Y es por culpa nuestra. De los editores (entre los que me encuentro desde hace seis años). Están cayendo como chinches. Y es cosa nuestra porque tenemos la obligación de hacer que rebosen vida. Cada vez que cierra uno es como si cerrase un cine. Como si te cortasen los huevos sin anestesia.
Un quiosquero es un colega, el vecino de todos, el rey de una tribu muy pequeña que ocupa un par de metros cuadrados. Los hay antipáticos, gruñones porque se están haciendo viejos. Y los hay que dan ganas de besarlos aunque uno sea heterosexual. Madrugan más que tú, pasan un frío de cojones y te conocen más que tú mismo.
No es fácil ser quiosquero. Hace seis años tuvieron que aprender a pronunciar Esquire (Es-Qua-Ir). Y otros, como pasaban de aprender idiomas después de millones de cromos vendidos, la bautizaron como les dio la gana, que para eso el chiringuito es suyo.
Tengo un amigo quiosquero al que incluso un editor le pregunta si debe subir el precio del periódico los sábados. “Manda cojones, si quieres consejo, invítame al consejo... ¡pero al de administración!”, dice con la sorna de la que sólo puede presumir el que trabaja en la calle. El quiosquero, como las putas, los policías y –antes, ahora ya no– los periodistas, es el rey de la ciudad. Bueno, me olvido de los serenos, pero se los cargó el progreso.
 Pensadlo un poco. Conocen como nadie la sonrisa del niño cuando le pide los cromos de Panini. Se caga en el padre del que ideó los cartones para que se vendan más los fascículos. Antes de que se lo pidan, ya sabe cuál es la revista porno –con vídeo incluido– que más le gusta al salido del barrio. Y su tía abuela le guarda la vajilla del Madrid.
Yo cuando era niño les compraba cigarrillos sueltos. Negro, porque no tenía pasta para rubio. Y les daba la tabarra para ver si había llegado el último número de la revista Vibraciones.
Los quiosqueros son muy suyos. No les gusta que les den consejos porque la calle hace la ley. Saben del Ayuntamiento mucho más que su jefe de prensa. Y no están de acuerdo con las calles que más cuestan del Monopoly. Las más valiosas son aquellas en las que más diarios se venden.
Yo les compro mucho. Y les pido que coloquen bien mis revistas. Cuando me miran como si hubiese pimplado, les digo que es el pan de mis hijos. Y los niños saben que cuando oyen esta filípica tienen que sonreír como el muñeco de las patatas Risi. 
Ser quiosquero es ser alguien. Al menos en mi barrio.
 
       – ANDRÉS RODRÍGUEZ
@ArodSpainMedia

      Héctor Lavoe, “Periódico de ayer”

Leer más »

lunes, 4 de febrero de 2013

2

Cartilla, Colección ROCKY y RAMBO. AS





Leer más »
Guestbook Déjanos un recuerdo de tu visita.