Aquí tienes el artículo escogido. Gracias por entrar.

lunes, 1 de diciembre de 2014

0

La deshumanización de las noticias

El sábado pasado me saludó un señor que ha sido vendedor de prensa toda la vida, continuando el negocio familiar que abrió su abuelo, pero hace cuatro años le surgió una oportunidad laboral y dejó este tipo de trabajo. 
 No le costó mucho adaptarse al nuevo trabajo, ya que el vio en aquel momento que cada vez iba a ser menos rentable vender revistas, por el gasto que se empezaba a pagar para recibir dichas publicaciones, ya que iba en aumento y por contra las ventas seguían disminuyendo. 
 Me comentaba el buen señor que le daba pena ver los kioscos de prensa en el centro de Sevilla, por que no veía en sus estantes las revistas de antaño, me comentaba que los veía vacíos de revistas y llenos de otros productos. 
 Me decía con añoranza que él se pasaba todo el mes leyendo las diferentes revistas que recibía; desde la revista Tiempo para saber que se cocía a nivel político y social hasta el Intervíu o el National Geographic. 
 Rememoraba como después se pasaba todo el mes hablando con los diferentes clientes de los artículos de esas revistas, debatiendo con ellos los pros y los contras de toda la información leída y retenida, al final esas tertulias culturales entre cliente y vendedor se convertían en lazos fuertes de amistad, que entre otras cosas ayudaban a estimular las ventas, ya que tanto uno como el otro esperaban ansiosos el nuevo número de las revistas, para continuar sus tertulias diarias.  
 Al hombre le corrían las lágrimas por la mejilla al recordar esos tiempos pasados, al compararlos con las formas actuales de recepción de información, en las que el otro contertulio, era un recuadro de cristal "o ventana" por la que se asomaba a un mundo en el que el contacto físico con el otro, se traducía en una maraña de bits de información, que se pueden simplificar en el lenguaje básico de ceros y unos.
 Curioso que en tan poco espacio de tiempo, ya no se sale con los amigos o se relaciona uno con otro, compartiendo ese tiempo con risas, lágrimas etc etc...ahora se ven las parejas o los grupos de personas, sentados en una cafetería, con el móvil en la mano y "guaseando" (whasap-eando) con un objeto inmóvil (y no móvil ya que te ancla a una silla)...
 Hemos pasado en poquísimo espacio de tiempo de relacionarnos con el otro físicamente, a relacionarnos con un trozo de plástico y metal.
 ¿Que será lo siguiente?

Share/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Guestbook Déjanos un recuerdo de tu visita.